fbpx
Avatar

¿Te imaginas como puede llegar a afectarnos la incursión de la robótica en el sector de la construcción?

Lo primero que nos viene a la mente es la parte negativa: Una perdida de empleo en el sector que sin lugar a dudas obligará a muchos peones de albañil a reinventarse y tener que buscar otro tipo de trabajos al igual que ha ocurrido y seguirá ocurriendo con otros tantos sectores como el de la banca y el automóvil.

Tengamos en cuenta que a la hora de colocar ladrillos la capacidad de un robot es 10 veces superior a la de un obrero.

¿Hay algo de positivo entonces que compense que un sector tan importante como el de la construcción, sufra los efectos negativos de la mayor transformación en muchísimos años?. Pues dejando a parte que nos tenemos que acostumbra a que la transformación digital nos terminará afectando a todos para bien o para mal, en concreto para la construcción de edificios y casas la incorporación de los robots al mercado laboral supondrán algunas ventajas como:

  • Una reducción del coste económico y de plazos de tiempo considerable. Esto no solo afectará a que las viviendas puedan resultar más económicas, sino que los plazos casi siempre se cumplirán, al evitar imprevistos derivados del personal.
  • Una integración del robot con otras herramientas de control de calidad que permitan evitar errores y vicios ocultos. Sería genial que la monitorización de la calidad de la obra se pudiese realizar en tiempo real, midiendo la temperatura, humedad, volumen, peso, etc…. y así evitar el temor a vicios ocultos que luego hay que reclamar.
  • Favorecer la innovación en los materiales de construcción que permitirán el avance de tecnologías como la impresión 3D entre otros. Esto es otro «melón» que esta al caer. Podremos elegir uno de tantos diseños elaborados por Arquitectos y a disposición de cualquiera en Internet para descargarlos y así tener una casa más personalizada.